domingo, 28 de octubre de 2007

La Rana

Su mensaje es Metamorfosis, Purificación, Renacimiento.
La Rana es un antiguo símbolo de renacimiento, de resurrección. Es un animal que nace en el agua y después amplía su radio de acción a la tierra, sin abandonar nunca totalmente el agua. Así podríamos decir que la Rana honra los sentimientos y con el tiempo, los estabiliza y saca frutos de ellos, entendiendo siempre que la acompañarán.
Representaciones: En la Antigua Roma, la rana era sagrada para Venus, la diosa del Amor. Durante la Edad Media, se relacionaba con Hécate la diosa de las Brujas y tal vez de ahí venga su relación con hechizos y pociones varias. Por su relación con el agua, siempre se ha relacionado con diosas lunares. También se relacionan con Hadas y Elfos. La Rana se ha entendido como heraldo de abundancia y fertilidad, especialmente puesto que el renacuajo recuerda en su forma a un espermatozoide.
La Rana es un totem de metamorfosis. Es un símbolo de la llegada de tu propio poder creativo.
Por otro lado, también habla de la Antigua Sabiduría y los Misterios que antes, sólo los iniciados conocían.
Si una Rana cruza tu camino puede estar recordándote que te conectes con tus sentimientos, con tu agua. Por otro lado, puede estar preguntándote si te estás volviendo demasiado mundano* , o si te estás encharcando demasiado en los problemas cotidianos olvidando los Mágicos Misterios de la Vida, o, por último, si necesitas zambullirte en fresca agua creativa.

La Rana nos advierte de que puedes estar a punto de someterte a un cambio inesperado en tu estilo de vida o una trasformación de naturaleza espiritual elevado, pero para ello has de purificarte antes. Purificar, lavar tus hábitos y sentimientos.




* mundano, na.
(Del lat. mundānus).
1. adj. Perteneciente o relativo al mundo.
2. adj. Dicho de una persona: Que atiende demasiado a las cosas del mundo, a sus pompas y placeres.
3. adj. Perteneciente o relativo a la llamada buena sociedad.
4. adj. Que frecuenta las fiestas y reuniones de la buena sociedad.

No hay comentarios: