jueves, 24 de enero de 2008

Reflexiones sobre el Ego

Dando por hecho que no hace falta volver a demostrar su existencia, la siguiente pregunta es ¿a qué nos enfrentamos?

Nos enfrentamos a nosotros mismos, al apego que sentimos por nuestro Yo y a lo que nos resistimos a dejar de serlo y cumplir nuestro destino, como parte del Todo.

Las gotas de agua no necesitan murallas para saber que Son. No tienen miedo a perder su identidad (y qué si la pierdes? tan grave es?) y a fundirse con la corriente.
No olvidan, no tienen libre albedrío porque saben que están condicionados por el flujo de energía cósmico, por la voluntad divina. Al igual, el Agua de la Fuente ansía no distinguirse de la Fuente…

Y puedes quererte a ti mismo y luego a los demás, incluso puedes hacerlo al revés si quieres, pero, siendo el Todo, eres los demás. ¿no sería estupendo no tener que decidir qué va primero? Amar sin más. A ti mismo y a Todo, al mismo tiempo.
Simbiosis de Amor. Canalizar la energía del Amor mediante el perdón, la admiración, la compasión, el agradecimiento; es el más maravilloso, desinteresado y a la vez recompensado acto de Amor y de Curación, puesto que esa energía te limpiará y fortalecerá a ti y a los que se la envíes.

Es lo último que se va porque significa el último paso hacia Dios, el desprendimiento voluntario de tu identidad. ¿Es alcanzar la iluminación?

Amigo o enemigo, es necesario pero no inevitable, quizá no imprescindible…
Es posible Ser, sin Ego. No tengo claro si es posible Ser Yo sin Ego, pero intuyo que es posible Ser sin Ser Yo.

Bien, sabemos a qué nos enfrentamos, y eso no lo es todo, pero hay que reconocer la importancia de ese gran paso. Ahora es el turno de nuestra habilidad, de poner a prueba nuestra capacidad de discernimiento, de inundar de luz nuestra parte más oscura, y hacerla nuestra aliada.

¿Preparados?

2 comentarios:

Tormenta Solar dijo...

No sé ni cómo he escrito esto... me sorprende cada vez que lo leo.
Pero sé que doy GRACIAS por haberlo hecho, y por lo que me ha enseñado.
Y os doy gracias a vosotros, mis cómplices, por toda la inspiración y el apoyo que me brindáis gratuitamente. Eso es AmOr siMBióTicO y lo demás son tonterías!!!

quien tú ya sabes, dijo...

Siii
Me ha gustado mucho la parte de las gotas de agua. A mí me da igual beberme una que otra... jeje. Todo lo que has dicho es genial. Ya le tienes echado el ojo a tu Ego. Ahora tienes que poner lo que sabes en práctica y sobre todo ser consciente del doble juego y no caer. E ir profundizando.

Mi Ego me dice que te manda recuerdos ;-)