miércoles, 16 de enero de 2008

Sal de una vez!

No te dejan salir… no entiendo…
¿Por qué perderse lo mejor de ti?

¿Por qué habrían de querer quedarse con tu versión en miniatura?
A mí me gustas más Tú.

Tú la enorme, la inabarcable, la fiera, la entregada en cuerpo y alma, la inexplicable, la imprevisible, la Hija del Jefe, la cuenta cuentos, la plagada de cosquillas, la inventora de mundos, la Heredera de las Estrellas…

No te dejan salir… no es cierto.
¿Por qué perderte lo mejor de tí?

Sólo tú puedes darte el permiso… no te temas.

No hay nada malo en cómo eres, ni en cómo miras, ni en cómo te mueves… buf! Si cada vez que lo haces nacen flores nuevas, se rizan las aguas, se agitan los vientos y la Diosa sonríe orgullosa!

Eres sagrada, déjate salir por favor…

2 comentarios:

Coké dijo...

Ey! Yo quiero me digan algo así!!!
Así que Tú, Despierta!!!

quien tú ya sabes, dijo...

que bonito... que suave y poderoso.
A mi tambien me gustas más Tú,
Amando sín mesura
sigue explorando, vas en buen camino
besos de esos
;-)