domingo, 25 de noviembre de 2007

Ese nuevo mundo...

En la última canalización de Steve Rother (http://www.lightworker.com/) el Grupo dijo que tenemos que ir construyendo YA el nuevo mundo que queremos disfrutar. Que no podemos esperar a que llegue el momento en que todos despertemos (supongo que se refería al tan afamado 2012), puesto que cómo lleguemos a ese momento depende de nosotros. Esta idea es igual a la que ya os conté que había visto en el trabajo de otra canalizadora, Aluna Joy. Por tanto, me sirvió de recordatorio. Es hora de empezar a crear la visión del nuevo mundo. Nosotros que trabajamos para que todo lo bueno ocurra, nos toca dar forma a esa visión. Aluna, dio un consejo que me pareció útil: cada vez que te ocurra o se te ocurra algo que te de armonía, mételo en una cesta que guardas en el corazón para crear la visión del nuevo mundo. Creo incluso que tener una cesta física y llenarla de símbolos que representen esas ideas, sería perfecto.
Como ya sabéis también es el momento de integrar nuestra multidimensionalidad. El Grupo dice que la mejor forma de hacer esto es empezar a vivir el momento (cuántas veces lo hemos oído ya? a qué esperamos para practicarlo?). El truco está en no "agarrarse" (o dejarse agarrar) por el pasado ni por el futuro. Vivir la vida como el viaje que es. Dejar atrás esa mentalidad de destino que tanto se promueve en el mundo mundano y abrazar la mentalidad del camino. Abrirnos a los dones que el Universo tiene esperando para nosotros. En fin, todo eso ya nos lo sabemos de sobra, no? Sólo hace falta el valor de llevarlo a cabo y confieso que me tienta mucho, pero que mucho, la idea. Tal vez sea porque poco antes de empezar el blog, hicimos un viaje de entrega absoluta al Espíritu, dejándonos guiar por los pájaros, escarabajos, nubes y demás ayudantes cósmicos. Y el viaje no pudo salir mejor. Así que la experiencia acompaña a esta propuesta. Sólo tengo que invitar a mi ego a jugar, y que acepte (cruzo los dedos).
Bueno, según el Grupo, esta forma de actuar, hace que nuestro enfoque se amplíe, puesto que al enfocar sólo en el presente, éste se expande para cubrir más cosas, todas en el presente, pero no necesariamente en la misma dimensión. Suena divertido, no?
Y, por último, dieron una advertencia, nuestro trabajo espiritual conlleva que nuestra vibración suba y es probable que tengamos que tratar en nuestro día a día con gente que mantiene una vibración más baja que la nuestra, lo que podrá hacernos sentir solos. Ellos aconsejan que cuando eso ocurra, cuando creamos que estamos solos, tendamos la mano a otro, porque así podremos acercarnos más a nuestro hogar. Es curioso, si te sientes solo, ayuda a otro. Es un consejo que no habría dado nunca. Aún no comprendo la relación, pero me gusta y trataré de ponerlo en practica en esos aciagos días.
Espavo (=Gracias por retomar tu poder)

No hay comentarios: