lunes, 4 de febrero de 2008

To the bright side of the road

Ya estoy en el lado guay. Mmm… que qué se siente…
Es difícil decidirse entre tantas palabras, y a la vez faltan adjetivos.
Se siente satisfacción, todo importa menos que eso.
Todo es igual pero respira. Y yo… soy igual pero ahora Soy.
Todo habla, y a la vez no todos me entienden. Pero hay muchos que entienden, entre tantos gritos sordos.
Nostalgia? No cabe, aquí hay demasiado aire.
Viento? Sí, pero me gusta. Me gusta cuando golpea mis puertas, se abre paso como estando en su propia casa, toqueteándolo todo. Al final antes de irse por el lado opuesto a por dónde vino, me hace un último favor y se lleva lo que ya no quiero conmigo.
Así funcionamos en el lado guay.
Por qué crucé el muro? Porque se me abrió un agujero mientras caminaba y vi lo que había detrás… no pude resistirme. Ellos se lo pierden…
Sólo se asomaron unos cuantos, no puede traerme a más… algunos se toman sus vidas para pensárselo tranquilamente.
Amor? Sí, está en todas partes.
Contracción….. relajación…no más tic tacs.


¿Te vienes?

1 comentario:

desde el mar, tu primo dijo...

..."Viento? Sí, pero me gusta. Me gusta cuando golpea mis puertas, se abre paso como estando en su propia casa, toqueteándolo todo. Al final antes de irse por el lado opuesto a por dónde vino, me hace un último favor y se lleva lo que ya no quiero conmigo". ...

"...algunos se toman sus vidas para pensárselo tranquilamente". ...

¡ME E N C A N T A !

TQ con ternura, pero a veces ¡con locura!

Besos de esos